La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a la presentación de la campaña «Porque él bebe lo que tú bebes» lanzada por la Asociación Española de Matronas y la Asociación de Cerveceros Españoles.

Una campaña que busca concienciar de la importancia de no tomar alcohol durante el embarazo y la lactancia. Lamentablemente, los estudio recientes demuestran que el 42% de las mujeres reconocen que han consumido alcohol en algún momento durante estas dos etapas.

El 42% de las mujeres reconocen haber consumido alcohol durante el embarazo o lactancia

Estas cifras tan alarmantes se deben a que pocas mujeres son conscientes, entre el 2 y el 3%, de lo perjudícales que puede llegar a ser nuestros hijos.

Peligros de consumir alcohol durante el embarazo o lactancia

Entre los riesgos que tiene el consumo de alcohol durante el embarazo destaca:

  • Daños en el crecimiento de los órganos del futuro bebé o en su desarrollo cerebral, en ocasiones irreversibles.
  • Problemas de corazón, riñones o huesos
  • Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (discapacidades físico-intelectuales)
  • Aborto espontáneo o una muerte fetal.

Durante la lactancia, las consecuencias de consumir un solo vaso de alcohol pueden ocasionar:

  • Una reducción de la capacidad cognitiva,
  • la posibilidad de desarrollar posibles retrasos en el crecimiento
  • un empeoramiento del razonamiento no verbal (
  • una reducción en el reflejo de bajada de la leche materna, lo que puede significar que el bebé obtenga menos leche materna durante las tomas.
  • En los casos más graves, un consumo agudo excesivo puede provocar coma, convulsiones y riesgo de muerte en el lactante.

Durante la presentación de la campaña, que contó con la participación de la matrona Charo Sanchez, miembro del comité de la Asociación Española de Matronas, incidió en la falsedad  del mito tan extendido de que si después de consumir alcohol se descarta la leche de la siguiente toma el niño no se ve afectado.

Descartar la toma de leche después de beber alcohol no evita que el niño pueda verse afectado. Necesitamos un día para que el alcohol desaparezca del cuerpo

Aproximadamente el cuerpo de una madre tarda casi un día en metabolizar y expulsar del organismo el alcohol consumido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *